Las mascotas dan más dinero que la droga?

Antes exóticas, ahora habituales

Iguana

¿las mascotas dan más dinero que las drogas?

Que el negocio de mascotas exóticas está en auge es un hecho que no se le escapa a nadie. Si bien antes nos extrañábamos cuando oíamos que alguien tenía como mascota un guacamayo o una boa constrictor, una iguana o un erizo, hoy en día nos parece de lo más normal y no le damos importancia. Que si las mascotas dan más dinero que la droga es una pregunta que podríamos hacernos muy seriamente.

Caza sin piedad y transporte mortal

Si bien es cierto, que existen vías legales para adquirir alguno de esos animales exóticos, la gran mayoría son cazados y secuestrados de su hábitat por furtivos que no tienen ningún miramiento por ellos, los tratan como mercancía, los hacinan en espacios masificados, muchas veces sin agua ni comida. La gran mayoría de esos animales morirán así, en manos de los furtivos, antes si quiera de empezar el viaje de la muerte que los llevará a otro continente, aterrados, aplastados unos contra otros. Debido al estrés que sufren muchos se auto mutilan, se arrancan las plumas o incluso se amputan los dedos de las patas. Muchas veces son mutilados por sus captores para que resulte más fácil su transporte, como a ciertas aves a las que se le perforan los ojos para que no canten al contacto con la luz. Loros metidos dentro de calcetines con un mínimo agujero para respirar o tucanes con sus picos atados con cinta adhesiva. Tres de cada cuatro animales mueren en el viaje.

Rentabilizando el sufrimiento

El tráfico de mascotas exóticas es el tercer negocio más lucrativo del mundo con ventas anuales de veinte mil millones de dólares, sólo por debajo de las armas y la droga. Aunque últimamente le está quitando parcela de ese negocio a la droga porque utiliza los mismos canales para su tráfico y las penas son considerablemente menores, muy leves si las comparamos con las de la droga. Y es enormemente rentable, un furtivo cobra por la caza de un loro apenas 50 dólares y ese ejemplar se venderá en Europa por 2500 euros. El furor por las especies exóticas es tan exagerado que los coleccionistas llegan a pagar entre quinientos y un millón de dólares por un guacamayo grande. En Yakarta, cientos de macacos se ponen a la venta diariamente a unos tres euros, aunque fuera de sus fronteras se paguen precios exorbitados.

Enjaulado

Consecuencias globales

El Tráfico de especies es la segunda causa de pérdida de biodiversidad en el mundo, después de la destrucción de hábitat pues produce un impacto enorme en las poblaciones de diferentes especies ya que normalmente las mejor pagadas son las que se encuentran en peligro de extinción. En Brasil se capturan más de 38 millones de animales al año, pero 90 por ciento de ellos muere durante la caza o el transporte.

 Europa es el primer importador mundial de felinos y de papagayos vivos, el segundo importador de primates, boas y pitones, y el tercer importador de tortugas y plantas. La puerta de entrada para todas esas especies provenientes de las selvas latinoamericanas es España, que una vez aquí organiza el transporte para el resto de países del continente.

 A fin de intentar regular este goteo incesante de exportaciones ilegales de animales exóticos, se otorgan licencias, pero esto resuelve muy poco en realidad, ya que muchas veces los traficantes usan los mismos canales de exportación que los legales usando vuelos directos o envíos en barco, falsificando sus certificados, usando dobles fondos, camuflándolos entre las cargas, o mezclando en las mismas jaulas especímenes legales e ilegales.  El ave que es legal siempre va a llevar un anillo en su pata, donde consta quien lo expidió, en qué fecha, y de qué especie se trata.

Loro en libertad

 Algunas de las especies que se importan son invasoras, lo que implica que, muchas veces por desconocimiento o aburrimiento son abandonadas, y eso conlleva un grave riesgo para las especies autóctonas y el medio ambiente. Lamentablemente el receptor de una mascota exótica, a menudo no tiene idea de las necesidades, precauciones, alimentación y cuidados que necesita la mascota que ha adquirido y eso conlleva riesgos como transmisión de enfermedades o abandonos.

 Este tráfico incesante es algo contra lo que deberían luchar, no sólo los locos animalistas o ecologistas, sino la raza humana al completo, ya que atañe de una forma muy profunda a la supervivencia del planeta.

 El tráfico en Asia de productos de especies en peligro de extinción es imparable, avivado por el auge de la demanda para la elaboración de medicamentos para la medicina tradicional china como cuernos de rinoceronte o diversas partes de los tigres. Muchos de esos productos son pieles, huesos, colmillos u órganos, que también se usan para vestimenta o decoración.  Otros grandes clientes son los circos, las exposiciones, algunos zoos, coleccionistas… Y es que en la sociedad asiática poseer este tipo de especies en vías de extinción dota de gran prestigio social. Gobernantes, altos militares, cargos políticos, policías y hombres de negocios se vanaglorian de tener zoológicos privados. Y aunque las leyes de su país lo prohíban, ellos están por encima de esas leyes.

Jaguar encerrado

Pon de tu parte

Por todo esto, no colabores con esta despiadada actividad. Si viajas a un país extranjero no te traigas ningún recuerdo proveniente de ningún animal, ni por supuesto colabores en traer ninguna mascota exótica.

Los perros y gatos llevan miles de años conviviendo con el ser humano en calidad de animales domésticos. La próxima vez que pienses en tener una mascota exótica imagínatela en libertad y luego piensa si tenemos derecho a arrebatarles esa libertad, a secuestrarles de su hábitat para meterlos en una pequeña jaula o habitación o terrario, totalmente privados de lo que sería su entorno natural.

Linces en libertad

Déjalos ser libres

 

Author: Malmor

Share This Post On
468 ad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies